¿BULTITOS EN LA CABEZA DE TU BEBÉ RECIÉN NACIDO?

Después de un parto complicado y con la intervención de fórceps o ventosa, puede que a tu bebé con el paso de las horas le salgan uno o dos bultos en la cabeza, sobre todo en la parte de arriba, en la zona del parietal, la parte del cráneo que abre paso a través del canal del parto.

¿Qué son estos bultos? ¿Por qué aparecen?

Podría ser un caput succedaneum. Este se produce por un hematoma e inflamación en la superficie del cuero cabelludo, debido a la presión ejercida durante el trabajo del parto sobre una zona de la cabeza.

También puede aparecer un cefalohematoma, una acumulación de sangre debajo de la membrana exterior que recubre los huesos de la cabeza. Aparece durante el parto debido a la presión de la cabeza del bebé sobre los huesos de la pelvis de la madre o en el momento en el que el bebé pasa por el canal del parto.

Lo normal es que en 24 – 48 horas desaparezcan si no es así debéis acudir a un fisioterapeuta y osteópata infantil para que ayude a drenar esta sangre de la cabeza y no se endurezca.

¿Cuándo pueden aparecer los bultos en la cabeza del bebe?

Todos los niños están en riesgo de padecer un encefalohematoma, pero lo más común es:

– En gemelos o trillizos.
– Si la cabeza del bebé es muy grande.
– En partos prolongados, difíciles o instrumentalizados.
– Si el bebé está en posición podálica u otras posiciones difíciles para el parto.
– Si las contracciones uterinas son débiles, retrasan el parto y nacimiento del bebé.

¿Se van solos estos bultos?

Con el paso de los meses, puede llegar a reabsorberse, pero si se endurecen mucho será más difícil. De manera espontánea puede tardar entre 2 a 3 meses en desaparecer.

Con la ayuda de tratamiento de osteopatía puede ayudar a que se reabsorba antes e incluso desaparezca por completo en poco tiempo.

¿Los bultos en la cabeza pueden perjudicar al bebé?

No, son traumatismos fuera del cráneo, no afecta al cerebro. En algunos casos puede causar irritabilidad en el recién nacido. Si son muy marcados, sobre todo en un lado, puede que el bebé no gire bien la cabeza y favorezca la aparición de un aplanamiento de esta, llamada plagiocefalia.

Como fisioterapeuta y osteópata pediátrica aconsejo hacer una revisión del bebé a los 15 días – 1 mes de vida para valorar cualquier problema que pueda tener el bebé y asegurarnos que todo está correcto.

Si encontramos cualquier cosa cuanto antes se trate, antes lo resolveremos.

En Nadons Fisioterápia te ayudamos a valorar a tu bebé y ayudar a la reabsorción de los hematomas que aparecen después el parto.