LA IMPORTANCIA DE UN BUEN AGARRE AL PECHO DESDE EL INICIO

Acabando la semana mundial de la lactancia materna, quería dar hincapié en la importancia de un buen agarre desde el inicio. Esas primeras horas cuando nace un bebé son las más importantes, sólo debe existir el contacto del bebé desnudo con el cuerpo de su madre y que él sólo busque un agarre espontáneo.

¿Qué debo hacer mi bebé no se agarra al pecho?

Si vuestro bebé no se agarra bien al pecho o tenéis dolor cuándo lo hace, debéis contactar con una asesora de lactancia, si en el Hospital donde estáis no hay ninguna matrona especializada. Es muy importante no tener dolor para que no haya un fracaso en la lactancia materna.

Pon al bebé al pecho de manera frecuente, idealmente debe mamar más de 8 veces en 24 horas.

¿Cuándo debo pedir ayuda?

Desde el primer día si no conseguís un buen agarre debéis pedir ayuda y no esperar, condicionará el éxito en vuestra lactancia. 

Es importante no esperar más de un mes, el primer mes es el más importante para poder consolidar un buen agarre al pecho.

¿Cómo sé si mi bebé tiene un buen agarre al pecho?

  1. No debe haber dolor durante toda la toma, los primeros días puedes sentir una pequeña molestia al inicio
  2. El bebé debe hacer caca y muchos pipis.
  3. Los primeros días es normal que los bebes pierdan peso, suele ser una perdida de un 7 al 10% del peso de nacimiento. A partir del quinto día ya deberían ir recuperando el peso y deben recuperarlo completamente a los 15 días de vida.

Un agarre correcto:

  • Barbilla y nariz del bebé están cerca del pecho de la madre.
  • Debe estar alineado con el pecho (oreja, hombro y cadera deben estar en línea recta).
  • Los labios deben estar evertidos (boca de pez), sobre todo el de abajo.
  • Boca bien abierta.
  • Debe coger toda la aureola, no solo el pezón. Se observa más aureola por encima del bebé que por debajo.

¿Cómo saber si NO tiene un buen agarre al pecho?

  1. Hace chasquidos al mamar.
  2. Las mejillas se le hunden cuando mama.
  3. Se suelta fácilmente y constantemente del pecho.
  4. Se pone irritable, se enfada con el pecho.
  5. Grietas en el pecho.
  6. Ingurgitación que puede terminar en mastitis.

¿Cómo puedo mejorar el agarre?

  1. Debéis estar en una posición cómoda con espalda y pies bien apoyados.
  2. Nos colocamos al bebé perpendicular al pecho.
  3. Se enfoca nariz – pezón. Rozamos nuestro pezón con su nariz o barbilla, para que abra bien la boca y en ese momento nos lo acercamos al pecho con rapidez y decisión. Nunca el pecho va hacia el niño, es el niño el que va hacia el pecho.
  4. Debéis quedar cuerpo contra cuerpo con vuestro bebé (frente a frente).

¿Cuáles son los signos de una buena succión?

  • La lengua del bebé se sitúa debajo de la aureola.
  • Se observa movimiento en la mandíbula, llegando hasta la oreja.
  • Leve movimiento de cabeza al succionar.
  • Las mejillas se ven redondas y llenas.

Debemos tener en cuenta que uno de los aspectos que más influye en el éxito de la lactancia materna es la posición del niño al pecho. Pero aparte de observar que haya un buen agarre es importante observar que el bebé haga una buena succión.

Muchas veces el agarre es correcto, pero el bebé no hace el movimiento como es debido, ya sea por tensión muscular, limitación de las estructuras u otros problemas que puede haber sufrido durante el parto o la posición al nacer.

Como fisioterapeuta y osteópata pediátrica, especializada en lactancia, considero muy importante hacer una valoración del recién nacido en las primeras semanas de vida o en los primeros días de vida si hay problemas en la lactancia.

No siempre es culpa de la madre y es a la que normalmente se señala cuando no hay una buena lactancia. Si no que muchas veces es culpa del bebe que por distintas tensiones no consigue hacer una lactancia correcta.

Este video os muestra las distintas posiciones en las que podéis colocar a vuestro pequeño al pecho.